Discriminacion de Origen

El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) ha presentado el Informe Anual 2018 sobre Centros de Internamientos de Extranjeros (CIE) en un acto celebrado en la sede del Defensor del Pueblo de Madrid. El informe lleva por título ‘Discriminación de Origen’, haciendo referencia al trato diferencial prestado a personas de origen magrebí, que en su llegada al país pasan a comisaría policial para acabar en el CIE. Más de dos tercios (un 68%) del total de las personas internadas en 2018 eran de una de estas dos nacionalidades: marroquí o argelina. Por el contrario, desde el mes de agosto, se observa que las personas de origen subsahariano o asiático no han sido internadas en CIE, ya que en su llegada pasan a los Centros de Acogida Temporal de Extranjeros (CATE) y de ahí a recursos de acogida humanitaria ante la imposibilidad de efectuar su retorno al país de origen. Ya en esta fase de detención inicial de 72 horas se observan indicios de trato discriminatorio hacia las personas de origen magrebí.

INFORME:
https://sjme.org/wp-content/uploads/2019/06/Informe-CIE-2018-SJM.pdf

Caminos de Hospitalidad

Te proponemos varias actividades:

Comenzamos con retirada de plásticos #MarSinPlastico el sábado 11 a las 10 en el Centro Arrupe. Mucho nos quejamos del exceso de plástico en todo. Empecemos a dar pasos para reducir el consumo y reducir el impacto.

Retomamos los #CaminosDeHospitalidad
https://www.hospitalidad.es/caminosdehospitalidad/

Se acercan las ELECCIONES EUROPEAS y desde SJM queremos sumar adhesiones a la información que el Parlamento Europeo brinda para estas elecciones. Necesitamos tu ayuda para llegar a las 400 adhesiones antes del 25 de mayo😉

¿Cómo hacerlo? Es muy fácil: a través del enlace ttimv.eu/Hospitalidad. Solamente hay que rellenar el breve formulario de información y confirmar el correo que te llega después. Solo serán 3 minutos. Con tu ayuda lo conseguiremos! 🎉💙🌎

Teatro para el Encuentro

El SJM Valencia participó en el II CONGRESO INTERNACIONAL. Pacto educativo y ciudadanía global: Bases antropológicas del bien común» de Catedrá Scholas Ocurrentes de la UCV como organización que colabora en los Programas Scholas que contribuyen a recomponer el pacto educativo desde las Artes.

El taller de teatro es un espacio para el encuentro entre culturas y generaciones, para el autoconocimiento, el crecimiento personal y el conocimiento interpersonal, para compartir, crear vínculos de amistad y … DIVERTIRSE. https://www.youtube.com/watch?v=20qvBi2oNfs

1ª Jornada Tradiciones Religiosas y Paz

El próximo 2 de Abril se celebrará en el Centro Arrupe la primera jornada #TradicionesReligiosas y trabajo por la #Paz. Una jornada de diálogo con una representación de miembros de diferentes tradiciones religiosas que forman parte del Foro Interreligioso Internacional Transcendence. GRATUITO. Inscríbete en:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfp2dfOG7a0KlTidKkKUJGrT4vcmhzGa7_5Sgkgbzg6RMtSpg/viewform

Mujeres Migrantes

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el colectivo de  Mujeres Migrantes del SJM (Servicio Jesuita a Migrantes) Valencia, invitan a reflexionar, visibilizar y denunciar la discriminación y vulneración que se tienen por el hecho de ser mujer- migrante. Una jornada de actividades lúdicas, culturales y de reivindicación social y política que tendrá lugar el próximo lunes 4 de marzo, en colaboración/línea con otras entidades y sectores –Mujeres, “Racializadas, del Mundo Rural y de las violencias machistas”.

Esta Jornada de Puertas Abiertas es un espacio de encuentro y trabajo en común con Mujeres de más de 14 nacionalidades. Además  es una lanzadera hacía la huelga y manifestación del 8 de marzo de 2019, cuya convocatoria se ha decidido en el encuentro estatal del movimiento feminista celebrado en Gijón el pasado mes de octubre, al que acudieron más de 550 activistas. “Estamos en un momento clave en la lucha por los derechos de las mujeres en todo el mundo”.

Porque como dice el Manifiesto Migrantas 8M  “ La historia nos exige que descolonicemos el poder, el saber y el ser frente a los discursos misóginos y racistas del miedo, del capitalismo voraz hetero-patriarcal, frente a la negación de la autodeterminación de los pueblos y el derecho a la libre circulación.” (extraído del manifiesto) “Cada vez más sectores de la sociedad están comprendiendo que el Patriarcado es un problema estructural y que hay que poner fin a la discriminación y las violencias machistas que condicionan nuestras vidas”.

Para el SJM Valencia es prioritario sumar al trabajo en red, con las entidades y sectores de Mujeres- Migrantes; entendiendo que la reivindicación es social y política, además, de exigir y hacer seguimiento a las Políticas de Inclusión e Igualdad, al sector socio-laboral y de Migración. El 4M alzamos la voz a través de varias actividades, Ven y Comparte!!

Contra la Trata

“Son las nueve de la noche de un día cualquiera, Mary se da una ducha, se prepara y sale de casa, toma el autobús en el que juguetea con los niños que se sientan a su lado, al fin y al cabo, ella es prácticamente otra niña. Aunque ya tiene diecinueve años, realmente su vida se truncó hace tiempo. Su madre falleció cuando ella tenía catorce tras una corta y dura enfermedad. Poco tiempo después, su padre tuvo un accidente de coche. En menos de un año había pasado de ser una niña, a la “mujer” responsable de sus cuatro hermanos. Envolvía pastas en una panadería, vendía caldo en la puerta de su casa, trabajaba en el campo siempre que podía, pero aún así, apenas les alcanzaba para comer.

El pasado 8 de febrero celebramos la Jornada Mundial de Oración contra la Trata de Personas, coincidiendo con la memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, religiosa sudanesa que padeció durante su vida los sufrimientos de la esclavitud. Con este motivo compartimos el artículo de Conchi Jimènez Aragón, religiosa de Villa Teresita.

Un día vino a visitarla un tío, que vivía en la ciudad, bien vestido y con buen coche. Le dijo que él podía ayudarle y que si se venía a España podría tener un buen trabajo y dar estudios a sus hermanos. Aunque ella en el primer momento se mostró reticente, puesto que no quería dejarlos solos, él le insistió diciendo que no se preocupara, que su mujer podría cuidar de ellos. “Con tu trabajo en España podrás enviarles dinero para que estudien y en un tiempo podrás llevarlos contigo”. Así se lanzó a la aventura. Él lo organizó todo, el pasaporte, el viaje, le decía que no se preocupase que con lo que iba a ganar en poco tiempo lo pagaría todo.

Llegó a Valencia, una señora muy elegante la recogió en el aeropuerto y al llegar a casa, tras pedirle el pasaporte, le dijo que tenía que ejercer la prostitución. De nada sirvieron sus negativas, “si quieres que a tus hermanos no les pase nada,..esto es lo que hay”. Mary cuenta que ahí empezó su infierno, desprecios, insultos, palizas, tenía que ganar al menos 500 euros para que le dejasen hablar con sus hermanos, por lo que cuanto más “trabajaba”, más veces podía llamarlos. “Saben que no me voy a escapar, por eso me dejan salir sola”.

Escucharla estremece el corazón, a ella como a tantas personas que en nuestra ciudad son víctimas de trata. Procedentes de Nigeria, Rumanía, Bulgaria, Colombia, Paraguay, Brasil, China, Tailandia o muchos otros países pobres, son captadas, siempre con falsas promesas y desarraigadas de su contexto natural, para acabar siendo explotadas en la prostitución, la mendicidad, la comisión de delitos, en servicio doméstico o el campo,…viviendo verdaderos calvarios. La esclavitud no es una realidad de otra época, de otros lugares, dolorosamente está presente en nuestra ciudad, quién sabe, incluso en nuestra misma calle y sin embargo, permanece invisible a nuestros ojos.

El pasado ocho de febrero celebrábamos la fiesta de la religiosa Canosiana, Santa Josefina Bakhita, esclava sudanesa que fue finalmente liberada. Con este motivo, el Papa Francisco nos invitaba a rezar por las personas víctimas de la trata. Este es un primer movimiento del corazón que todos podemos hacer, y desde ahí, movilizar nuestra vida, nuestros recursos para apoyar a quienes sufren esta situación.

Desde la pequeña comunidad de Villa Teresita acompañamos a personas que viven situaciones de exclusión social, y especialmente a mujeres de contextos de prostitución y víctimas de trata. Por el acercamiento en la calle, la acogida en el centro social y sobre todo, con la vida compartida en casa, somos una mano tendida a las mujeres que ofrece nuevas oportunidades para que puedan empezar una nueva vida. Desde nuestra experiencia cotidiana podemos hacer un canto de esperanza, somos testigos de cómo muchas mujeres pueden empezar una vida nueva. Termino con las palabras de una chica a su llegada a casa un lunes de Pascua “Yo fui esclava, mi hijo nació esclavo, pero el Señor nos ha liberado”.