Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

23 DE MARZO – CONCENTRACIÓN EN VALENCIA: ESTO ME AFECTA A MI PER A TAMBIÉN A TI

marzo 23 @ 17:00

En marzo recurren dos fechas muy importantes para nosotras

21 de marzo: Día Internacional contra el racismo

30 de marzo: Día Internacional de las trabajadoras del hogar y cuidados

 

En esta ocasión desde el Servicio Jesuita a Migrantes – Valencia, junto a diferentes espacios organizativos de lucha por DD.HH, nos unimos a la campaña «Esto me afecta a mí pero también a ti» y denunciamos:

  • que muchas personas migrantes sean explotadas por empresarios sin escrúpulos, obligadas a trabajar en condiciones de semiexclavitud en pleno sXXI
  • que muchas personas migrantes tienen meses y meses de espera para acceder a la tarjeta sanitaria y se enfrenten a cargos económicos y injustificados para acceder al servicio

Queremos hacer posible una sociedad diversa, igualitaria dónde se respeten los derechos fundamentales como educación, trabajo y vivienda, y donde se respete el acceso a la salud universal, gratuita e intercultural para todas las personas sin que importe su situación administrativa.

Por eso, nos concentramos:
🗓️ Sábado 23 Marzo
📍Pl. del Ayuntamiento (Valencia)
⏰ 17:00h

 

NOTA DE PRENSA

 

Las personas migrantes denuncian el racismo institucional en el día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial (21M)

Las personas migrantes y refugiadas se enfrentan a innumerables trabas y discriminación en el acceso a derechos, como al padrón, el acceso a citas para regularizar su situación administrativa o el acceso a la sanidad pública, por ello se concentran el próximo sábado 23 de marzo, a las 17.00h, en la plaza del ayuntamiento de Valencia.

En conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial (21M) y el Día Internacional de las trabajadoras del hogar y cuidados (30M), organizaciones de migrantes y entidades sociales de defensa de los Derechos Humanos denuncian el racismo institucional, estructural e inmobiliario al que se ven abocadas diariamente.

También denuncian la explotación laboral a la que son sometidas muchas mujeres migrantes trabajadoras del hogar y cuidados, pese a la ratificación del Convenio 189 de la OIT.

“Estamos cansadas de bajos salarios, trabajos precarios, jornadas extenuantes, insultos y frases como: vuelve a tu país”.

Sin un empleo de calidad no se puede tener una vivienda, sin la vivienda no hay acceso al empadronamiento. La discriminación estructural invisibiliza y deja sin respuesta a muchas personas migrantes abocándolas a situaciones de mayor exclusión y vulnerabilidad social.

Frente a esto, diferentes estudios constatan que entre el 80 y el 90% de los casos de discriminación o de incidentes relacionados con delitos de odio no se denuncian; el miedo a represalias está siendo un factor determinante para que muchas personas no denuncien los hechos, especialmente si se encuentran en situación administrativa irregular.

Hay que añadir el preocupante incremento de los discursos de odio. Según el último Informe elaborado por la Oficina Nacional de lucha contra los delitos de odio, la evolución de los delitos motivados por racismo y xenofobia figuran en primer lugar, representando un 43,50% del total de hechos conocidos.

A través de la campaña #EstoMeAfectaAMiperoTambiénaTi #Yonosoyracistapero, las organizaciones de migrantes interpelan a las instituciones públicas, su funcionariado y a la ciudadanía para que actúe frente al racismo.

 

MANIFIESTO DÍA INTERNACIONAL CONTRA EL RACISMO Y DÍA INTERNACIONAL DE LAS TRABAJADORAS DEL HOGAR Y DE LOS CUIDADOS

Hoy nos concentramos por la lucha y conmemoración del Día Internacional contra el Racismo y el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar y los Cuidados. La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional contra el racismo. Este día recuerda la Matanza de Sharpeville ocurrida en 1960 contra manifestantes que protestaban pacíficamente por la aplicación del Apartheid (política de segregación) a manos de la policía sudafricana. La ONU Mujeres, reconoce desde 1988, el 30 de marzo, como el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar y los Cuidados con el objetivo de poner en la agenda pública su situación de discriminación sistemática, ya que trabajan en este sector, en muchos países en régimen de semi esclavitud y sin ninguna protección social.

Dos días que se entrelazan en una lucha conjunta, por un lado el racismo que sufren diversos colectivos, entre ellos, las personas migrantes, en los diversos ámbitos de sus vidas; y por otro, la explotación laboral en el campo y la ciudad, debido a la desprotección por parte de directivas, leyes, y normativas, permitiendo abusos en los derechos humanos por parte de patronos, negando sueldos dignos, prestaciones sociales, vacaciones, cotizaciones a pensiones, entre otras situaciones. En definitiva, toda acción racista, toda acción denigrante, toda acción de explotación laboral y de humillaciones, hacen que alcemos la voz y reclamemos protección de los derechos humanos y la dignificación de la vida. Merecemos vivir, no sobrevivir. Si esto me afecta a mí, también a ti.

Como cada año, con motivo de estos días, un conjunto de entidades sociales que luchan contra el Racismo y la Xenofobia y en favor del cumplimiento del convenio 189 de OIT, por los derechos de las trabajadoras del hogar y los cuidados MANIFESTAMOS:

– Migrar es un derecho y las sociedades deben ser reconocidas como  pluridiversas; no debería tener cabida ningún tipo de discriminación. Ni mensajes, actitudes, y agresiones racistas, xenófobas, y antigitanas.

– La lucha contra la exclusión y las diferentes discriminaciones deberá elevar el nivel de exigencia constante, para que todas las personas sean cobijadas por políticas públicas igualitarias y equilibradas.

– El miedo está siendo un factor determinante que muchas personas no denuncien hechos de discriminación, xenofobia, racismo, y explotación laboral en los trabajos del hogar casi asimilado como hechos naturales en su vida cotidiana este tipo de agresiones.

– Superamos el miedo, empezamos la lucha conjunta, porque estamos hartas de justificarnos, de explicar por qué nos hemos ido y hemos venido, harta de frases como “vuelve a tu país”. De que se abuse con bajos salarios, trabajos precarios, jornadas extenuantes, insultos, subida de alquileres. Una constante de discriminaciones ante lo cual, podemos decir que hay Racismo institucional, Racismo inmobiliario, Racismo sistémico.

– Denunciaremos las trabas y dificultades en el acceso al padrón, a las citas de extranjería y asilo, a la sanidad, el empleo, la educación de calidad, a la vivienda y a otros servicios necesarios para una vida digna y la permisividad y tibieza ante todo ello desde buena parte de las instituciones y representantes públicos y su refuerzo por parte de algunos partidos políticos, así como la difusión de discursos por parte de medios de comunicación, que tienen como consecuencia la normalización de tales actitudes en amplios sectores sociales.

Y ante esta situación, SOLICITAMOS:

– Un discurso público responsable, a todo nivel de la administración pública, que traslade la diversidad cultural y el debate migratorio al campo de los hechos y los derechos humanos, luchando contra la xenofobia, los discursos de odio, la estigmatización y el racismo y promoviendo el cumplimiento del convenio de 189 de la OIT, sobre los derechos de las trabajadoras del hogar y los cuidados.

– La Aprobación de la ILP Regularización para las más de 500 mil personas en situación administrativa irregular.

– Impulsar una política migratoria que tenga como ejes fundamentales el respeto a los Derechos Humanos, y que desde la criminalización.  Lograr la plena inclusión y eliminar todas las formas de discriminacion y políticas como las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla y acometer sin más demora el cierre de los CIEs

– Luchar contra la trata en todas sus formas, así como contra la explotación laboral, promoviendo políticas que permitan detectar, identificar y proteger a las víctimas, y detener y condenar a los culpables.

– Ser escuchados y tenidos en cuenta en el diseño de las políticas en favor del cumplimiento de los derechos humanos y condiciones dignas de vida, pues estamos construyendo una sociedad en la cual no importa de dónde venimos, sino importa quiénes somos. Una sociedad basada en la solidaridad y en el respeto de la persona, de la libertad, de la autodeterminación.

No al racismo en València

Detalles

Fecha:
marzo 23
Hora:
17:00
Categorías del Evento:
, ,

Local

Plaza del Ayuntamiento
Plaza del Ayuntamiento
Valencia, Valencia 46002 España