El Sector Social de los Jesuitas se suma a las denuncias ciudadanas por la falta de asistencia jurídica y de información sobre derechos de las personas migrantes que llegan a Canarias

Martes, 11 de noviembre de 2020. Son varias las organizaciones que denuncian la falta de asistencia letrada y de interpretación en las primeras labores de identificación de las personas migrantes que lleva a cabo la Policía en las islas Canarias, incluido el Ilustre Colegio de Abogados de las Palmas. De este modo, las personas se ven privadas de una garantía prevista por la ley. Desconociendo el marco legal, difícilmente pueden expresar sus necesidades de protección. Anteriormente, numerosas entidades han denunciado las pésimas condiciones de acogida a las personas migrantes que llegan a Canarias, tengan o no perfil de protección internacional: entre ellas, la Red Migrantes con Derechos, en la que se integra el Sector Social de la Compañía de Jesús.

El Sector Social, que forma parte del JRS (Servicio Jesuita a Refugiados) y con experiencia en frontera sur a través de SJM; en los países de origen y tránsito con Alboan y Entreculturas; y con infancia y juventud mediante la red Mimbre, mantiene un contacto estrecho con los secretariados diocesanos de migraciones, con otras entidades y con algunos periodistas que cubren la situación, apoyando su trabajo y sus reivindicaciones. A través de estas vías, está en contacto con algunos migrantes malienses con claro perfil de asilo a través de la protección subsidiaria que temen que se les devuelva sin haber podido solicitar protección internacional. Explican que al día siguiente de llegar la policía les entregó un documento. Un traductor se limitó a asegurarles que ese papel no implicaba necesariamente que fuesen a devolverlos. Pero ningún abogado les explicó sus derechos ni cómo solicitar la protección internacional. Tampoco les dieron el nombre de sus abogados e intérpretes, por lo que no pueden mantener el contacto. Pasados dos meses, están confinados en un hotel, pasando la cuarentena, sin que nadie les haya asesorado sobre sus derechos ni dado pasos para solicitar protección. Y temen que la Policía los devuelva a Mali, un país en conflicto armado, siquiera vía Mauritania.

Vista la situación con mayor perspectiva, se tiene constancia de otros aspectos de la falta de acceso a la protección: a las personas que llegaron hace meses a Canarias se les dio cita para la entrevista de asilo a un año vista y luego fueron trasladadas a la Península: su proceso puede quedar truncado teniendo en cuenta los obstáculos derivados de los cambios de centros de acogida en la península, la dificultad de realizar el empadronamiento en sus nuevos destinos y solicitar en las oficinas de policía el cambio de dirección para nueva cita.

Cabe detallar más situaciones. A la postre, la única preocupación que parece tener el Ministerio del Interior es asegurar la devolución del mayor número de personas. Ya se ha efectuado el primer vuelo a Mauritania desde las islas, que actúan como muro de contención de la migración en Frontera Sur junto a las ciudades de Ceuta y Melilla. Es necesario preservar las condiciones de acogida y velar por las garantías en los procedimientos de identificación, acceso a algún tipo de protección, o de sanción. El respeto de los Derechos Humanos debe ir por delante.

Mujeres Emprendedoras surgidas del Grupo Mujeres Migrantes del SJM

Patricia Azpelicueta e Isabel Acosta son la inspiración para otras Mujeres del Servicio Jesuita a Migrantes de Valencia ahora reconocidas por sus emprendimientos en moda activista (@makayole) y Coach ontológico empresarial (@isabele.acosta).

Hace más de un año decidieron formar parte del grupo de Reconstruyendo Historias del área Mujer-Migrante, allí hablaban de “Empoderamiento”, y se empoderaban, hablaron de “empresa y viabilidad”, y crearon la suya propia.

Las mujeres del SJM Valencia, área coordinada por Angélica Zuluaga L., recorren un camino de acompañamiento, reflexión sobre el proceso migratorio y las decisiones, utilizando el arte como forma de expresión. Han realizado varias perfomances con relatos sobre su propia experiencia migratoria, escribieron y leyeron relatos en la celebración del Día del Comercio Justo en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia,  han organizado un Recital de Poesía el Día de la Celebración de la Navidad de los Pueblos y hasta una Pasarela por los Derechos de la Mujer, desfilaron consignas de: Solidaridad, Igualdad, Respeto, Integración y demás conceptos que querían poner de moda.

Pero no sólo utilizaron el arte y las palabras, sino que fueron más allá y trabajaron sobre las posibilidades de ser sus propias jefas, imaginando un sueño, el de tener sus propios negocios.

A través de un trabajo en red entre el Servicio Jesuita a Migrantes y La Fundación Novaterra, han iniciado un camino inspirador para muchas mujeres que han decidido migrar, ellas tenían las fuerzas y el SJM las razones necesarias para apoyar sus ideas, así surgen estas emprendedoras que han logrado arrancar sus proyectos gracias al cobijo del SJM, el Programa de Emprendimiento de Novaterra y el financiamiento de Caixa Popular. Un programa inspirado en el programa de microcrédito del Nobel de la Paz  Muhammad Yunus después de su visita a Valencia de la mano de Tandem Social, hace dos años.

Llega el COVID 19, el estado de Alarma, pero gracias al compromiso y apoyo de Mavi Leida Fernández de la Fundación Novaterra y su acompañamiento a través de las TIC´s nueva modalidad adoptada y al apoyo de La Caixa Popular fue un pilar fundamental para el sostén de los proyectos, es que han llegado hasta aquí.

Así lo relata tan bien en su artículo de Valencia Plaza Ana Mansergas:

«Ser emprendedora y mujer no es nada fácil de primeras. Y si a esto se le suma  la época del confinamiento, más se complica el asunto. Pero a veces los retos son tan complicados como maravillosos, y este es el caso de 4 mujeres valientes que han podido poner en marcha sus proyectos gracias a la visita en 2018 del Premio Nobel Yunus y a los microcréditos».

Maka y Olé es el emprendimiento  de Patricia Azpelicueta, dedicado a la venta online de Moda Activista. Una moda que se preocupa no sólo por ser sostenible, orgánica y ética, desde los materiales utilizados; sin contaminación ni explotación laboral; sino también con un fuerte compromiso social y ético con diferentes causas tal y como lo cuenta en esta entrevista en Radio Ecca la protagonista de la iniciativa.

Sus camisetas, sudaderas, bolsos y accesorios tienen diferentes colecciones y cada camiseta es una reflexión y tiene una historia. La Colección Fine Art donde reflexionamos sobre La “Vibración Universal”, “Microcosmo y macrocosmo”, “Qué es la Identidad?”, “La tierra no nos pertenece nosotros pertenecemos a la tierra”, “La última fuente de agua pura”; no dejará indiferente a nadie. Se suman los Collages del artista plástico valenciano Enric Gimeno, que reflexiona sobre las “Nuevas Masculinidades”, “La construcción de Género, “la Libre circulación de las personas” y nuestros Eco Diseño como “La melancolía de las ballenas”, El Agua, “Black rain”, los Océanos,” Abraza a la Madre Naturaleza”. Podéis encontrar más info en @makayole. 

Patricia Azpelicueta. Foto cedida por Novaterra

Otra de las emprendedoras es Isabele Acosta Integración y Acción que  ofrece programas empresariales y personales adaptados a esta nueva sociedad líquida, mediante talleres, charlas y sesiones individuales y grupales de coaching, ofreciendo estrategias actuales para gestionar los continuos cambios y aprender a fluir con la incertidumbre.

Su proyecto busca satisfacer las necesidades personales y empresariales proponiendo una mirada diferente que permita adaptarse a este entorno cambiante. Su experiencia profesional la complementa una certificación en Coach Ontológico Empresarial y otros estudios en dinámica y desarrollo del ser humano.

Esto le ha permitido fusionar diversas metodologías en la ejecución de talleres de perfeccionamiento personal, empresariales y seminarios de Coaching. Más información en @isabele.acosta.

Isabel Acosta. Foto cedida por Novaterra.

Y como lo importante es el Camino, aquí siguen estas mujeres, resistiendo y dando guerra y demostrando que como dice el lema preferido de Maka y Olé, que son las palabras del filósofo y escritor Eduardo Galeano “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

El programa está abierto a otras mujeres al que quieran acceder para emprender sus proyectos a través de Angélica Zuluaga en mujervalencia@sjme.org, o Fundación Novaterra mleida@novaterra.org.es, a través de Mavi Leida Fernández. 

 

https://linktr.ee/makayole

Asamblea SJM 2019: Tejiendo Red

El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) ha celebrado la Asamblea Anual 2019 los días 27, 28 y 29 de octubre en Madrid, con el lema ‘Tejiendo Red’. Más de 70 personas de las entidades que forman parte de la red SJM han participado en el encuentro común, que ha tenido lugar en la Casa de Ejercicios de las Esclavas de Cristo Rey de Arturo Soria. 

Asamblea SJM

SJM, es la red de organizaciones del Sector Social de la Compañía de Jesús que trabajan en el ámbito de las migraciones y está formada por: Centro Pueblos Unidos y Padre Rubio de la Fundación San Juan del Castillo (Madrid), Fundació Migra Studium (Barcelona), Asociación Claver-SJM (Sevilla), Fundación Ellacuría (Bilbao), SJM Valencia, Red Íncola (Valladolid), Atalaya Intercultural (Burgos), Centro Padre Lasa (Tudela), Asociación LoiolaEtxea (Donostia). Además, forman parte de la Red el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (UP Comillas, Madrid) y la Delegación Diocesana de Migraciones de Tánger (sede en Nador). 

El domingo 27 de octubre fue el momento de la llegada, bienvenida y acogida a los equipos participantes, con la primera cena compartida y un espacio de reencuentro y conocimiento mutuo.

La mañana del lunes 28 de octubre comenzaron las actividades propias de la Asamblea Anual. Tras la oración inicial, la presentación institucional corrió a cargo de la Coordinadora de SJM, María Carmen de la Fuente; y de Luis Arancibia, Delegado del Sector Social. Ambos presentaron los retos de futuro y los logros alcanzados bajo el hilo común de #TejiendoRed, el lema del encuentro. A continuación, varios grupos pudieron conocer los datos, aprendizajes y retos de cada una de las seis líneas de trabajo de SJM (CIE, participación, frontera sur, mujer, hospitalidad y diálogo interreligioso). La mañana se cerró con una presentación de cada una de las obras presentes en la Asamblea. 

Una serie de diez talleres ocuparon la tarde del lunes en dos tandas diferentes. Dinámicas formativas de corta duración para aprender más en profundidad sobre algunas de las líneas de trabajo propias de SJM, así como sobre ámbitos de acción propios de algunas de las entidades de Sector Social (cooperación y Red Mimbre) invitadas, como Alboan (Mujeres en Marcha), Entreculturas (Ciudadanía Global), Fundación Amoverse (Acompañamiento educativo a familias migrantes) o IUEM Comillas (Convivencia en nuestros barrios). El día se cerró con la Eucaristía común y una actividad lúdica para la familia que forma SJM. 

El martes 29 se inició también con la oración compartida para acto seguido celebrar un Camino de Emaús en clave de Hospitalidad que recorrió la distancia que lleva a la Casa San Ignacio de la Ventilla, el barrio madrileño donde tienen su sede SJM y Pueblos Unidos, además de las otras obras sociales. Tras la marcha compartida, Severino Lázaro, superior del núcleo y director de la Casa, presentó la historia de los jesuitas en el barrio y las entidades y proyectos presentes en el centro social de Casa San Ignacio. 

Tras el descanso de Café y la visita a Pueblos Unidos, la Asamblea cerró con una emotiva y valiosa actividad de testimonios. Brígida Moreta (religiosa carmelita con 30 años como misionera en África, y que trabaja en CIE y programa Baobab de Pueblos Unidos) y Diego Fernández-Maldonado (abogado de SJM en Melilla) contaron su experiencia personal en toda su trayectoria, profundizando en la realidad que les conmovió a implicarse en su labor por mejorar la vida de las personas más vulnerables y las miradas y posos que les deja el trabajar en una realidad social muy complicada. 

Tras la oración final a la que nos inivitó Alberto Ares, coordinador adjunto de SJM, cerramos la Asamblea Anual 2019 con una comida compartida

Muchas gracias a los equipos de las entidades que viajaron a Madrid para disfrutar de la oportunidad de participar y aprender en este encuentro común. De la Asamblea salimos con energías renovadas para continuar nuestra misión, tanto en el ámbito local como en la red SJM, de acompañar, servir y defender a las personas migrantes.